Derecho a leer

Todos sabemos que en mayor o menor medida, aquella persona que está interesada por el software libre, es curiosa y no le da miedo el cambio. Termina leyendo manuales, libros de temática variada y hasta se dan cuenta, en cierta forma, de la realidad que le rodea. Como no se ajusta demasiado, la parodia que nos representan de la realidad con los hechos objetivos que acontecen. Sí, el solo hecho de usar software libre va en contra de la realidad actual y con eso sólo debería bastar para darse cuenta de de lo que digo.

Reconozco que tengo muchas lagunas en mi conocimiento de la realidad. Cierto es que conforme más se lee, más se da cuenta uno de lo poco que ha entendido lo que lee, lo que vive o lo que me han inducido a creer. Es como una cebolla que ves desde fuera (sí, lo sé, el manido ejemplo de la cebolla y sus capas). Esta llena de capas y conforme más la observas y pelas, más te das cuenta de que esa cebolla tiene más de lo que se ve a simple vista.

Eso es lo que me ha pasado con el texto que escribió Richad Stallman. Al principio no es más que un individuo de aspecto raro y muy controvertido. Poco a poco, y sin acercarme mucho, fui viendo que esa impresión de que le gusta la polémica y la exageración reside más en mi que en él. Si se lee lo que dice, se lee algo de historia reciente… que al fin y al cabo debe ser historia americana, este último siglo (con confundir con ese tan deseado siglo americano), te das cuenta que lo que dice es más serio y profundo de lo que parece, en un principio.

Es en este punto en el que textos que leo toman una nueva dimensión, significado, valor. Me doy cuenta que me quedé sólo con el exterior de la primera capa de esa dichosa cebolla. Así que me decidí a leer de nuevo aquel texto ya que cuando lo hice sólo fue como un relato de ciencia ficción con algo de politiqueo pero vamos, que tampoco era para tanto.

Derecho a leer es una historia futurista que describe un estado policial controlado por corporaciones en el que el copy rigth está por encima al derecho a leer, a aprender entre otras cosas. Sólo leen los que se lo pueden permitir o se endeudan para ello. Una realidad controlada mundialmente, por el bien, por la orden, por la seguridad, por los derechos de autor. Ese estado policial en el que se fomenta la «actuación ciudadana», el buen comportamiento ciudadano es denunciar todo aquello que se haga distinto a la encorsetada sociedad de la incomunicación y desconocimiento.

Esta lucha viene desde hace mucho, más de lo que nos podemos imaginar, no se queda sólo en luchar por unos derechos de autor de unos textos. Sólo hay que mirar como la ley de derechos de autor cambia conforme se acerca la fecha de finalizar éstos y deben pasar a dominio público. Disney es sólo un ejemplo cercano que presiono para que se subiera en más años. En la “era digital” en la que es más fácil perseguir cualquier modo de libertad se está implementando ese sistema. Sistema represor de libertades y y se promociona que esté lleno de perros guardianes… quiero decir buenos ciudadanos que hace lo que tienen que hacer. Este sistema es más sencillo de implementar de manera eficiente con ésta tecnología. Todos somos mirados con lupa por algoritmos, filtrados, categorizados y si uno de ellos te introduce en una lista negra ya no hay escapatoria. No se discute sobre el algoritmo ni sus posibles fallos… “la máquina no se equivoca”.

Este darwinismo social que nos está llevando a este sistema y a un transhumanismo apoyado por grandes corporaciones que ya actuaron y actúan desde que llegara el presidente inculto, sin criterio, débil e incapaz Truman. Este darwinismo que no es más que fascismo oculto con ropajes de ciencia y tecnología. No estoy en contra de las posibles mejoras que se puedan lograr pero no estoy nada de acuerdo con quién está, cual mecenas, promocionando este desarrollo. Con la actual crisis y avances cabría pensar que se prepara la siguiente separación, primero en castas y luego en especies de seres humanos.

Puede parecer que me he desviado mucho sobre el relato o el software libre pero la filosofía que lo acompaña (no me refiero a programas gratis hay más allá). La filosofía del software libre es algo que va en contra de esa política que se está imponiendo. Para ser más concreto se puede decir que esa política va en contra del conocimiento libre, del software libre y que menos que saberlo.

No es lo mismo saber leer las palabras que entenderlas en todo su significado.

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Política y economía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Derecho a leer

  1. Pingback: ¿Qué te parece? | Diario de Argifonte

  2. Guizans dijo:

    Me ha entrado el gusanillo y voy a leer el libro a ver que tal. Sin duda alguna, el precursor de esta temática es Rad Bradbury con su Faranheit 451,un libro totalmente recomendable.
    Un saludo.

    Me gusta

  3. Pingback: ¿Qué te parece? | Ideas desde móvil

  4. Me ha encantado tu artículo. Enhorabuena Víctor. Delimitas perfectamente las capas de la cebolla. Si, ese tan manido ejemplo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s