Democracia real parte III

Si llegaste a leer Democracia real parte I donde cuestionaba algunas definiciones sobre la democracia, seguramente ya habrás indagado más sobre estos conceptos. Una breve reseña creo que no está mal y aunque no pretendo ser rigurosamente estricto, que para eso hay publicaciones especializadas, nunca viene mal saber de dónde vienen las cosas. Esto lo hago en Democracia real parte II. Comienzo con ese breve recorrido histórico sobre los orígenes de la democracia y realizo unas pequeñas y claras comparaciones con algunos casos de la actualidad, como la figura de Pericles o el porcentaje de representantes (hombres libres) que tenían aquellos antiguos griegos y nosotros. Finalmente planteo como se encuentra la situación real sujeta a unos valores filosóficos actuales. Esa filosofía que degrada ciertos valores para hacer creer a la población una falsa realidad.

 DSC_2353

Esa realidad muestra al pueblo como perpetuos presuntos culpables de todo los males generados por la clase política que ostenta el poder. Juegan con la historia como desean para que la realidad sea lo que el poder desea en cada momento y el propio pueblo necesite esa culpa y cadenas para purgar el más que supuesto pecado. Como dijera Eric Arthur Blair “Si quien controla el pasado, controla el futuro, ¿Quien controla el presente, controla el pasado?” En la actualidad se está viendo que al menos se intenta. El problema es que muchos desinformados y faltos de crítica entran en ese juego. Esta persona fue un genio a la hora de hacer afirmaciones. “Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente. (…) En realidad vi que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido según las distintas «líneas de partido». (…) Estas cosas me parecen aterradoras, porque me hacen creer que incluso la idea de verdad objetiva está desapareciendo del mundo. A fin de cuentas, es muy probable que estas mentiras, o en cualquier caso otras equivalentes, pasen a la historia. ¿Cómo se escribirá la historia de la Guerra Civil Española? (…) Sin embargo, es evidente que se escribirá una historia, la que sea, y cuando hayan muerto los que recuerden la guerra, se aceptará universalmente.” Su seudónimo era George Orwell.

El principio de igualdad y el cumplimiento de los Derecho Humanos es básico e incuestionable en una democracia. De hecho es tan incuestionable que, me temo, no llegamos a cuestionar nunca, si se cumple y en qué grado se cumple. La libertad de expresión suele estar mal entendida y sólo los que le dan un mal uso o la reprimen apelan a ella. Los que la usan bien sólo la echan en falta cuando es reducida o eliminada. El problema es que nadie lucha cuando se puede luchar para que no desaparezca, todos dan por entendido que los Derechos Humanos y la libertad es algo que se disfruta por estar en una democracia, por ser quienes somos.

¿Quienes somos? Técnicamente animales sociales, animales políticos, independientemente del sexo. Un filósofo griego que escribió sobre su modelo de república hace mucho, mucho tiempo, decía algo así como que el hombre y la mujer sólo se diferenciaban en la cantidad y no la calidad. Es curioso que años, décadas, siglos y hasta milenios han pasado hasta darnos cuenta de eso otra vez. Esto que ha costado tanto tiempo en conseguirse, se da por sentado, al igual que pasa con la democracia. La mujer no logró votar, por primera vez hasta 1931, en España. El voto de la mujer era algo a lo que se opusieron. Primero, la mujer era considerada un ciudadano de segunda, totalmente inmaduro. Segundo, por que alertaban de una más que probable etapa negra dentro de la joven República Española. Ese miedo se basaba en que la mujer, educada tradicionalmente bajo el férreo control de la Iglesia, las llevaría a votar a la derecha más rancia, es decir, la primera razón fundamentaba a la segunda. Fue lo que terminó pasando y esa etapa se llamaría bienio negro. ¿El problema estaba en creer en la igualdad entre hombres y mujeres, es decir, entre ciudadanos en una democracia? Pienso que no, el problema muestra realmente que la educación debe ser libre para que los ciudadanos sean libres y saquen sus propias conclusiones. Esa capacidad de crítica que pretenden volver a eliminar con tanto recorte como eliminaron con el triunfo de la represión en el 39. Para llegar a estas propias conclusiones se necesita tener fuentes de información independientes, partiendo de datos verdaderos y no de “padres de la verdad” ya sea de púlpitos pétreos o televisivos. En resumen, la educación se pasa por alto y directamente se culpa a las víctimas.

crimestop

Los niños y las mujeres han sido tratados como menores de edad, siempre al amparo de un varón, el pater familias, y decidía sobre la vida y la muerte de estos y sus esclavos. Tal postura ha sido defendida por esclavos, hoy vasallos, para oponerse a la emancipación, no sólo de la mujer sino del individuo mismo. El pueblo está siendo llevado o reconducido hacia el redil de ciudadanos de tercera, sólo por encima de ganado. Denominar a alguien ciudadano de tercera es banalizar la palabra ciudadano.

Ese momento de la historia mostró como una élite manejó al vulgo de manera conveniente, para unos se recuerda como vuelta a la normalidad y sensatez y para otros como la llegada de la oclocracia, gobierno de la muchedumbre, la tiranía de las mayorías incultas que “reclamaba” la eliminación de la igualdad entre los ciudadanos. Hoy día, cuando llega el momento de las elecciones, no son pocos los que nos asustan con poder caer en la oclocracia si no les votamos a ellos, sólo a ellos. Eso no es más que demagogia de mercadillo, a la que lamentablemente nos están acostumbrando de manera que la tomamos por verdades inmutables.

Constantemente se nos refresca la idea implantada e inducida sobre nuestra inmadurez y de lo mucho que parece que le debemos a la figura paterna del gobernante. Gracias a estas… estos figuras no estamos en una guerra civil, asociando la idea de república democrática con guerra civil. Debido a la falta de crítica y falta de conocimiento histórico, con la que nos han educado, rechazamos el poder ser un poco más libres unos y otros asocian república con izquierda. Que los ciudadanos somos incultos e incapaces de tomar decisiones es idea que se refuerza, es una semilla que siembran de pequeños y riegan periódicamente. Cierto es que todos tenemos nuestras limitaciones, también los gobernantes y es por eso que debemos combatirlas con educación y respeto a los demás (recuerda que todos somos iguales). Estamos sufriendo lo que decía hace años Eric Arthur Blair, muchos aceptan la historia de la guerra civil, la que sea, por buena. Por extensión pasa con toda la historia en general.

gcehttp://www.foto3.es/web/historia/historia.htm

Desde no hace mucho no paro de escuchar a gran cantidad de personas que consideraba críticas y ahora repudian a todos los políticos y todo lo que con ellos esté relacionado. De esta forma nos negamos a nosotros mismos, como animales políticos que somos y le hacemos el juego a otras políticas de anulación del individuo, anulación de la cultura y anulación de la libertad que tanto dolor causaron en épocas no tan pasadas. A cambio se reclama y exige un sistema meritocrático, sistema en el que sólo los que tenga capacidad demostrada estén al cargo y la competitividad es muy agresiva. Es como el sistema político aristocrático pero en lugar de por herencia es por méritos individuales (sabiendo como es la naturaleza humana, la meritocracia sólo duraría unos años y los que ostentan, en ese momento, el poder pasarían a la opción de herencia y no mérito). ¿Dónde está la democracia en ese sistema? Otra vez me vuelve a la mente ese filósofo que hablaba sobre su ideal de república. Las élites gobernantes actuales está claro que se inclinan por esa idea. Sí, esos que se encargan de destruir este sistema democrático, buscan que aquellos que posean estos méritos, pertenezcan a esa estirpe de “sabios”. ¿O más bien que esa casta sea la que sólo obtenga esos méritos? Que sólo ellos puedan estudiar, tener sanidad y ser felices. Ese sistema platónico entendido sólo para el uso y disfrute de la clase dominante.

No hay que ser muy docto para ver que es una interpretación radical del darwinismo social, eliminando esas ideas que han hecho que lleguemos a donde estamos ahora. La cooperación y la descentralización nos ha llevado a la sociedad humana a avanzar rápidamente en este último siglo y es eso lo que se pretende frenar.

Si es como parece, podemos decir que los antisistema los tenemos dentro del gobierno desde hace mucho. Desde pequeño nos muestran como ejemplo ideal de la sociedad a la que deberíamos aspirar, a la formada por las hormigas. Un sistema rígido y jerárquicamente estructurado. Cada uno con sus deberes y obligaciones en cada una de sus estratos sociales inamovibles en contraposición a la caótica sociedad humana. Hasta se hicieron novelas distópicas que mostraban al individuo alejado de sí mismo, de su naturaleza y dentro de una sociedad que le marcaba las pautas. Una sociedad nada alejada el modelo fascista en el que el individuo está controlado hasta en sus más íntimos pensamientos. Sorprende ver como no somos capaces de decirles a estos “intelectuales” que no tenemos seis patas, ni antenas ni exoesqueletos y no queremos ser controlados por hormonas (aunque ya estamos en camino). Sólo se nos muestra la parte que interesa, un sistema jerarquizado en el que en la cúspide está la reina. Los formícidos tienen una estructura social altamente especializada, descentralizada, cooperativa y simbiótica. Estas últimas observaciones pasan desapercibidas o convenientemente olvidadas.

hormigafoto: www.curiosidadsq.com

La sociedad está perdiendo los valores” afirman en ocasiones. Nunca se refieren a las libertades y derechos que nos están arrebatando sino a………………… Nunca hacen referencia a cuáles son esos valores ya que unos por una razón y otros por otra, dan por sentado que sus valores son los válidos y que todos los deben tener, dando por malas el resto. Sigo sin saber realmente a qué valores se refieren. Puedo entender que estando en DEMOCRACIA los valores que priman son los de la igualdad (base en un democracia), los Derechos Humanos y los Derechos de los Niños, la libertad de expresión en todos sus formas, pero algo me dice que esos no van a ser.

La igualdad de todos ante la ley o a la hora de tomar decisiones es fundamental, pero para eso hace falta también que se fomente y eduque en estos valores. No debe haber privilegios, los gobernantes actuales gustan confundir derechos adquiridos, alcanzados a través de negociaciones o luchas, para eliminarlos por ser privilegios. Por otra parte los privilegios políticos los denominan como derechos adquiridos, vamos que las castas “elegidas” lo merecen por ser quienes son y el resto no es digno.

En democracia real parte II, vimos que teníamos 68.500 concejales, 1.200 diputados autonómicos, 590 diputados nacionales y senadores y 54 eurodiputados. No sabía si añadir los asesores que podían estar entre los 15.000 a 20.000. Aunque evidentemente sí los debería introducir ya que son parte de ese sistema de aristócratas del nuevo sistema. Con lo que “los hombres libres” con derecho a decidir, en temas que realmente afectan al pueblo, sube al 0,25% de la población total. No obstante y teniendo en cuenta que se trata de un sistema en el que el ciudadano deja de ser ciudadano y pasa a ser un número, un extranjero en su propia tierra, y su poder de decisión es sólo una ilusión, sería el 0,22% esa élite que domina al resto. ¿Y piensas que 10% de la población griega en esa democracia era poco porcentaje?

DSC_2050

Me da la impresión que estamos infectados por el sebastianismo, mesianismo melancólico, a un Pericles que nos arregle los problemas. Esperando a un salvador que nos traiga la gloria perdida. ¿Alguna vez hemos tenido como pueblo, como individuos esa gloria? Todas las glorias e imperios son de los poderosos, gracia hace ver como el mismo pueblo reprimido se siente emocionado de haber pertenecido a tal o cual imperio en el que, de haber vivido en esa época, hubieran sido otro reprimido más. Hay alternativa al mesianismo populista, a la dictadura económica y social. ¿Puede y debe luchar esta democracia por defenderse de la expansión de esta ideología? La democracia debería tener sistemas para protegerse de enfermedades como el cáncer que tiene ahora. Que partes del sistema se vuelva contra el resto para destruirlo… ¿a caso no es apropiado llamarlo cáncer? Hitler ya UTILIZÓ la democracia para destruirla, ahora estamos viendo que este nuevo fascismo enmascarado hace lo mismo. Cuando hay CIUDADANOS que alerta de lo que está ocurriendo son amordazados por la nueva ley y denominados terroristas, banalizando su significado. Cuando este cáncer encuentra oposición, apela a la libertad de expresión y al estado de desecho… derecho, para seguir haciendo lo que le place.

Lo cierto es que cada vez más, nos vamos alejando de un estado de derecho, estado del bienestar, sociedad de la información y entretanto asistimos a todo esto con la boca abierta incrédulos ante lo que ocurre. ¿Cómo es posible que nos lo arrebaten todo con tanto desparpajo? Pero si nosotros merecemos una democracia por ser quienes somos ¿Quienes somos, ciudadanos, vasallos, esclavos? Para iniciar algo, una revolución, rebeldía o lo que queramos, hay que estar concienciado de qué somos y dónde estamos y ese es el principal problema. No tenemos conciencia de clase, ni de historia, ni a quién debemos lo que tenemos (y no, no tienes todo lo que tienes por ser poco menos que un semidios y no le debes nada a nadie).

No se puede hacer una revolución sin contar con todas las partes, clases, castas de la sociedad. En las revoluciones anteriores se contaron con todas, cierto que algunas de ellas manipuladas para obtener el resultado deseado de las otras clases. ¿A qué estrato social perteneces? ¿Qué clase debe actuar? ¿Qué prosapia se beneficiaría si actúan unos u otros? Me temo que hay muchas preguntas que no nos planteamos y vamos siempre a la misma, a la de meter fuego a todo. ¿Luego qué, a esperar a que lleguen otros listos de turno a que, con sus alborotadores canalicen esa rabia hacia sus intereses?

DSC_2049

¿Tendríamos que hacer como los griegos en el aspecto de gobernar? Es decir, reunir varias ciudades para que se gestionara como las antiguas ciudades-estado. Unirse con otras ciudades-estado sólo para asuntos y problemas comunes, olvidándonos de patrioterismos y siendo prácticos. ¿Formando confederación de pueblos? Desde luego parece más práctico y el poder estaría verdaderamente repartido en los CIUDADANOS, con lo que las grandes corporaciones lo tendría más complicado para presionar con sus lobbies, think-tank.

La historia que nos han contado está muy adulterada, puede que debamos conocerla para no repetirla y comenzar algo nuevo. Quizás no deberíamos atender a fronteras impuestas por ricos y poderosos y defendidas por la sangre del pueblo engañado con excusas de la religión, falsa libertad o el patrioterismo y si por el sentido común y bien común del pueblo.

Nuestra condición ha demostrado que la democracia indirecta sólo beneficia a unos pocos y todos los poderes son “in-DEPENDIENTES” por lo que está viciado. Podría buscarse filtrarlo pero hay tantos intereses que puede que debamos buscar otras formas sin destruir lo que ya tenemos.

Una democracia participativa en la que los fines de semana, cada ciudadano, de los actuales estados o de esas ciudades-estado dedique un rato a votar ciertas cuestiones que les afectan realmente. Quién sabe si paulatinamente podríamos pasar a una democracia líquida en la que el gobierno esté en el pueblo y que en ciertos asuntos, en los que la respuesta no sea la suficiente, ya sea por baja asistencia a colegios electorales o la red, se encarguen unos gobernantes elegidos libre y democráticamente de ellos. Estos, desde luego, siempre controlados por una plataforma ciudadana desde la red en parte y presencia física como el senado.

Poco después se podría pasar a unas votaciones a través de la red, como método normalizado. Este voto en el congreso reduciría el valor de los diputados en porcentaje igual al porcentaje de participantes en cada una de las votaciones realizadas por el pueblo desde la red. Para seguir en esa búsqueda de sistema de democracia directa, en cada legislatura y según la media eficaz de participación por la red, del pueblo, se podría ir revisando (como gusta al decir a la patronal sustituyendo la palabra reducir) ese mismo porcentaje. Es decir, el porcentaje de representación, diputados, en el congreso se reduce según la media eficaz de participación en la red. Conforme nos fuéramos concienciando de nuestro deber como ciudadanos, iríamos reduciendo dicho número de representantes.

La ciudadanía, ese concepto tan poco interesante para nosotros creo que tiene la clave. Creo que fue la ciudadanía, el saberse perteneciente a algo, a una sociedad que te protegería, que formaba una entidad en si misma y te defendería, la que le hizo vencer a Roma contra Cartago y el resto de “enemigos”. Ese “soy ciudadano americano” que tanta gracia nos hace viendo las películas estadounidenses, quizás no debiera hacernos tanta gracia. ¿Nos sentimos ciudadanos? Puede que eso nos haga gracia ya que somos plebeyos, vasallos, esclavos. El concepto de ciudadano no lo hemos asimilado y sólo agregado en nuestro vocabulario como una palabra más. Puede que nos falte precisamente cultura y educación de ciudadanía y por eso aceptamos alegres tener reyes, señores y amos. Por eso tanto interés en retirar asignaturas que mostraban la igualdad de las personas, el interés en sentirte ciudadano y fortalecer la religión (fortaleciendo los miedos y fantasmas). Me temo que nos creemos más cultos que los ciudadanos de países con república y mucho más que esos “ignorantes estadounidenses”. Quitando toda esa parafernalia de banderitas que tanto gustan, allí veo ese movimiento de ayuda mutua entre ciudadanos, por el contrario, aquí debe ser una asociación, ONG o institución la que debe hacerse cargo. Si va bien, somos del grupo de ayuda y nos apuntamos esas medallas, si va mal nos quitamos de en medio, nos desvinculamos y si podemos hundimos esa asociación para espejar dudas sobre nuestra virtuosa persona.

A veces me gusta pensar buscando posibles soluciones reales sabiendo de nuestra naturaleza y evitando entrar en pensamientos y deseos bajos que tanto quieren inducirnos estos antisistema homologados. No olvidemos que homologados por la aplastante mayoría del 51%… perdón que eso sería lo lógico y sensato pero el PP y PSOE acordó que con sólo el 30% de los votos era suficiente para la mayoría absoluta. Sin duda veían nubarrones en el horizonte. ¿No te parece que deberíamos ser nosotros mismos, individualmente, y no los demás los que deberíamos pensar en una solución? Ponerlo luego en común para buscar una solución viable. ¿Por qué no dejamos de creernos tan intelectuales, tan sabios y empezamos a movernos? ¿Qué tal si empezamos por darle la vuelta a los votos en las próximas elecciones en lugar de decir que votar no sirve para nada? Si no votas ellos sí lo hacen. Si no votas qué harás, decir barbaridades que puede que no hagas y si haces sólo favorecerás a los que te inducen para logras objetivos que ni te planteas. Estás tan indignado que te quedas en la ira y eso es lo que más interesa a muchos, mira la historia y sus revoluciones, se repite una y otra vez ya que no aprendemos de ella. Bueno, nosotros somos los que no queremos aprender de ella, el poder desde luego aprende y mejora el sistema una y otra vez para perpetuarse. Ahora está en el estudio del comportamiento interno de la mete, nuestros deseos irracionales y sicología de las masas. Nosotros mismos podemos mejorar el mundo, está en nuestras manos pero… ¿somos conscientes de nuestra naturaleza? ¿Digo que nosotros mismos podemos cambiar pero estamos con nosotros mismos, o ya estamos enajenados, faltos de juicio para decidir? Somos animales políticos no animales gregarios pero si le damos más tiempo en ello nos vamos a convertir.

neurociencia

Toda la propaganda de guerra, todos los gritos y mentiras y odio, provienen invariablemente de gente que no está peleando”. Eric Arthur Blair

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Ensayo, Historia, Política y economía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Democracia real parte III

  1. Pingback: Democracia Real II | Diario de Argifonte

  2. Pingback: Redes Sociales | Diario de Argifonte

  3. Pingback: Democracia Real II | Ideas desde móvil

  4. Pingback: Redes Sociales | Ideas desde móvil

  5. jacqui dijo:

    Enhorabuena por tu entrada que completa una trilologia donde has tocado todos los puntos de vista antropologicos filosoficos , sociologicos de un termino que no se corresponde con la idea que teniamos de democracia cuando nos la vendieron , una trilogia maravillosa es un placer leerte gracias por esta trilogia tan completa que nos hace ver lo que realmente es democracia y que el pueblo simpre sera pueblo gracias

    Me gusta

    • hermesgabriel dijo:

      Te agradezco mucho tu comentario y tiempo, un bien escaso, por leerlo. Es triste que demos por sabido muchas cosas que nunca hemos pensado ni planteado. Si sumamos esto a una situación de crisis, recesión, crecimiento negativo o como quieran estos antisistema que nos gobiernan definir la situación actual, tenemos el ambiente similar, no igual pero si parecido a 1932. Lo peor es que lo alimentan, parece que buscan que las masas clamen por un filosofía global barata con un asesino al mando. Lamentable que la democracia no se proteja de antisistema como los que tenemos, por lo menos deberían ser investigados por el constitucional o fiscalía o cualquiera al que proceda desde el poder judicial. Pero claro, para eso debería ser independiente y nunca estar los politiquillos metiendo sus narices.

      ¿Debería el poder judicial funcionar por mérito, controlado por la misma plataforma ciudadana a la que me refiero? Cada poder debería ser independiente pero todos controlados por esa plataforma ciudadana y democrática al que me refiero. ¿Crees que debería funcionar democráticamente o por méritos o una mezcla de ellos para el poder judicial?

      Gracias de nuevo.

      Me gusta

  6. icavotz dijo:

    Yo defiendo la mezcla de democracia + meritocracia , que todos puedan participar en la toma de decisiones, pero que aquellos con más conocimientos, más y mejor trabajo realizado y mejor historial de conducta sean los que tengan más voz. Esto se podría hacer con las tecnologías de informática y comunicación de hoy en día, habría que desarollar las herramientas.
    Sobre las hormigas… no son tan jerarquizadas e inamovibles como se piensa…

    Me gusta

    • hermesgabriel dijo:

      Los que tengan mejor mérito pueden pertenecer a los grupos que se encarguen de hacer los contenidos para que se lleve luego a votación. Pero las decisiones las debemos, deber de ciudadano, tomar todos los ciudadanos.

      Sobres las hormigas… es precisamente eso lo que hago ver, que sólo se nos transmite la mentalidad de sociedad jerarquizada y castas inamovibles aunque no sea cierta.

      Gracias por el comentario.

      Me gusta

  7. ¿Democracia?, Decía Hannah Arendt, hace apenas 50 años, que “la democracia sigue siendo un sueño de la humanidad”, en realidad no existe democracia en ninguno de los paises que presumen de serlo, ni es democracia la democracia liberal, ni la capitalista, no lo son las democracias populares de los regímenes comunistas ni por supuesto aquella democracia orgánica que nos impuso el régimen fascista de Franco. Gran artículo Victor.

    Me gusta

    • hermesgabriel dijo:

      Qué triste ver como mucha gente desecha la democracia, por pensar que se ha demostrado que no es un sistema práctico, cuando nunca la hemos tenido.

      Muchas gracias a ti

      Me gusta

  8. luisa dijo:

    Magnifico, muy bien documentado y desarrollado, y estoy de acuerdo contigo en prácticamente todo lo que dices, nos hacen olvidar que somos ciudadanos, nos intentan hacer pensar que la democracia es algo ajeno a nosotros.Nos manipulan contándonos historias de miedo, enredándonos con sofismas indigeribles.

    La realidad, y desde mi punto de vista, que me parece que es también el tuyo, no tenemos democracia sino una pseudodemocracia fabricada por el franquismo para que no le planteásemos problemas una vez muerto el tirano, se disfrazaron de demócratas como otros se disfrazan de payasos o de lagarterana, pero no lo son, por eso lanzan esos mensajes sobre la meritocracia que bien comentas, quieren élites en el poder, en tanto lo que llaman ‘la masa’, el pueblo acepte sus ideas y se conforme con votar cada cuatro años.

    Das soluciones muy interesantes, es indudable que la única democracia es la participativa, lo que tenemos en el presente es, obviamente, un sucedáneo de democracia en poder de unas élites.

    En suma, que me ha gustado mucho tu artículo y tus propuestas. Me encanta ver que hay gente joven que analiza las cosas tan seriamente y con propuestas tan inteligentes. Y no me digas que no eres joven, porque, o has falseado la foto, o eres un chaval 🙂

    A ver si hay suerte y esta vez se publica.

    Me gusta

    • hermesgabriel dijo:

      Muchas gracias por tu tiempo en leerlo como en comentarlo.

      O despertamos o dejamos que la historia se repita. 1932 está al la vuelta de la esquina.

      Espero que alguna vez tengamos la democracia real.

      Un abrazo

      Me gusta

  9. Isidro Padilla (@ipadillar) dijo:

    Democracia Real I,II, III, 3 artículos realmente interesantes para todos aquellos que aun no entendiero en que consiste la Democracia, para aquellos que aun no se enteraron de que en España nunca ha existido la democracia, sino En “estado de partidos” al servicio del poder financiero, esa mierda que ha arruinado la España a lo largo de 35 años.

    Muchas gracias por intentar enseñar a la masa ciudadana estos aspector fundamentales con escritos sencillos, pero con suficiente rigor, que hasta los más ingnorantes puewden comprender. Espero que la ciudadanía empiece a aborrecer el aborregamiento al que nos tienen acostumbrados esta banda de ladrones que nos gobiernan y despierten de una puñetera vez.

    Ya va siendo hora de que dejemos de votar a ladrones corruptos e hijos de puta que han arruinado España. Espero que escritos como estos ayuden a los más analfabetos políticamente a no votar bipartidismos y otros partidos que ha demostrado ser corruptos: PP. PSOE, IU y nacionalistas excluyentes.

    Saludos y Gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s