Saco de papas, “just do it”

Antes de nada querría dejar claro que sólo se trata de una figura sobre como veo a algunos personajes de la vida. No se trata de hacer una mofa de nadie y sí una crítica al sistema que individualiza y fomenta liderazgos absurdos y conceptos capciosos.

En mi corta vida he tenido la oportunidad de ver como hay personas que por tener una carrera universitaria miran por encima del hombro a otros. Por otra parte, también he conocido a quién admira a esas personas.

 

 

Fulanito hace o dice tal cosa, ya sabes que es universitario/tiene una carrera”

Eso me recuerda a esos anuncios de la televisión en los que te intentan vender algo que no necesitas con el reclamo de:

anunciado en televisión”

número uno en USA”

¿USA? Sería mejor decir el número uno en usar o el más usado pero no, se refiere a número uno en Estado Unidos, EEUU. Como si el mercado estadounidense tuviera algo que ver con el de otros países. ¿Os imagináis que nos pretendieran vender un vehículo oruga? Sí, claro es el número uno en ventas en Alaska, para recorrer la calle Larios de Málaga.

callelarios

Fuente:La Opinión de Málaga

Que algo sea vendido por ser anunciado en televisión o ser el número uno en ventas en un lugar con unas costumbres e idiosincrasia diferente ¿es un sello de calidad para venderlo en otro lugar? Pues no. Me temo que es la misma relación que hay entre el que tiene carrera y el que no. No hablo de todos los que tienen carrera ni todos los que no la tienen, hablo de casos concretos. Lo vuelvo a aclarar ya que muchas veces nos gusta sacar punta a cualquier cosa para no seguir con la exposición.

Es cierto que se asocia al universitario con una persona con criterio y gran capacidad crítica. Lamentablemente he comprobado que hay una masa de universitarios automatizados. Han pasado por la carrera y no la carrera por ellos. Es cierto que la forma de evaluación y la gran cantidad de información que se da hace complicado una formación más amplia. Aunque no es menos cierto que tras terminar la carrera debes aprender, en el mismo puesto de trabajo, las cosas que verdaderamente son necesarias y reales y compruebas que mucho de lo aprendido para aprobar ciertas asignaturas y obtener ese título, no sirven para nada. Para nada salvo para perder tiempo, dinero y no ampliar tu mente sobre tu posición en la sociedad. Siempre la formación universitaria se ha visto como algo elitista. Hace 40 años solían estudiar sólo los hijos de los señoritos y aquellos que tuvieran puestos en el régimen o dinero. Que esa élite ha proporcionado ciudadanos de calidad es más que cuestionable, no hay más que poner los ojos en la Moncloa.

 

rajoy-dara-conocer-gobierno-moncloa-horas_1_1018839

Fuente: globedia.com

Viendo como actúan muchos universitarios, pocas mejoras sociales podemos esperar. ¿Cómo ser buen jefe si no has sido nunca empleado? Pues muchos carecen de conocimientos sobre el día a día del trabajo, compañerismo, trabajo en equipo, etc. Cierto es que muchos no universitarios carecen de ello también, pero a éstos se les supone más formación. ¿Se deberá a ese individualismo que se fomenta desde las políticas neoliberales? Recuerdo que antes un proletario se sientía proletario, ahora no sabe que lo es y cuando se le recuerda su verdadera condición, lo niega. ¿Falta conciencia de clase independientemente de su formación?

Al mal soldado hazlo cabo”

La importancia que han tenido en el pasado los universitario no es la que cabría esperar en la actualidad. Gracias a Internet, la autoformación es más democrática y permite tener ciudadanos que desean saber qué espacio ocupan en la sociedad y cuál es su deber. La formación del ciudadano es fundamental para la sociedad democrática, ¿debería decir la futura sociedad democrática? Ya que estamos en una pseudo-democracia al no poder elegir sobre lo que realmente nos afecta. Por increíble que pueda parecer tenemos universitarios que no quieren compromiso de ningún tipo, que se limitan a pensar sobre lo que le indican, a calcular sobre unos datos ya dados e inducidos a responder una respuestas ya establecidas (dar consistencia con datos de unas ideas que pueden ser falsas pero que si el amo dice que son ciertas, harán lo posible para que así lo parezca). Se les hace pensar qué son costes y gastos donde antes era inversión y compromiso.

Debes reducir costes.– Le dice el empresario.

¿Cómo?– Le pregunta el titulado al empresario con titulitis.

Pues ya sabes, busca tal o cuál puesto y sustituye tal máquina, que desarrolle una función que más tiempo acarree al trabajador de dicho puesto y luego el resto de funciones la repartes al resto de puesto.– Asevera con autosuficiencia.

Eso haré, buscaré qué tipo de máquina es más apropiada para esa reducción de costes.– (Formas de llamar despido a la antigua reducción de puestos y ahora son de costes).

Que en ese puesto se desarrollan tareas más importantes y delicadas que precisan de un trabajador especializado y en exclusiva y no puede ser una tarea secundaria de otro puesto que ya tiene otras tareas, es algo que debería decir una persona preparada y con un conocimiento superior. Podría buscar en la mejora del sistema para aumentar la productividad si reducir puestos que, como antes decían capital humano, son los que le dal el verdadero valor a producto realizado. Lejos de reducir costes reales, se reduce la calidad, productividad o ambos.

burro

Se dice que el que sabe no habla o habla lo justo y el que no sabe habla en demasía. Yo apostillaría que además lo hace desde una pantalla de plasma y si es que hace acto de presencia. Aquellos que la carrera ha pasado por ellos, que les ha hecho cambiar, mejorar son conscientes de las carencias que tiene su formación universitaria. Hay una masa que se queda jugando a las cartas, juegos de roll en la cafetería o pensar que al ser mejores que el resto de la sociedad se dejan embaucar por los del brazo en alto o haciendo fiestas. Me temo que muchos no son conscientes de que si no se preocupan por las cuestiones que le afectan, serán esas cuestiones las que se preocupen de hacerlo por él.

rajoy-plasma

Éstos que sólo saben de hincar codos para sacar la carrera y carecen de empatía y compañerismo no son más que unos sacos de papas. Mucho me temo que es algo extensivo a otros que pretenden ir de líderes con o sin titulación alguna. El saco en sí podrá ser mejor o peor calidad pero no deja de ser un saco. Con las papas se puede cultivar para sacar más papas, puede hacer un plato especialmente rico pero para eso ya están los amos que le indicarán que hacer con los tubérculos. Ellos se limitan a ser contenedores de papas, es decir, de datos e información.

Se nos olvida que somos personas y no insectos que como hormigas dedican su existencia en pos de su hormiguero. Muchas de estas personas se sienten como tal, son conscientes de ser sacos de papas y les lleva a sentir un vacío en su vida. Puede que se dedique a labores humanitarias o ser muy responsables con la sociedad, una sociedad que pasa de ellos como de todos los que la forman. Sin saberlo los demás ni ellos mismos se encuentran sumidos en una crisis existencial, como no saben qué y cómo preguntarse buscan sentirse diferentes al resto. Puede que la crisis venga a los 14 o a los 58 años. En una crisis tan crucial uno debe ser muy cuidadoso, pero ¿cómo serlo si no sabemos ni estamos formados para tales situaciones? Sólo se nos forma para calcular y obtener respuestas, no para hacer preguntas. En esa situación habida de respuestas puede ver o buscar a su alrededor algún “guía”. Si tiene “suerte” puede toparse con una empresa que le da cursos de inteligencia emocional. A esos agitadores que se llama “coucher” les habla de conceptos que probablemente, por la falta de autocrítica se sentirán unos triunfadores y al resto, jerárquicamente inferiores, unos infelices. Con ello sacian de alguna manera su profundo vacío. En otros casos pueden toparse con otro tipo de agitadores que le habla de causas justas en el qué luchar. De algo mucho mayor que ellos mismos, algo que te propone preguntas, que no te haces, con sus respuestas más que cuestionables. Causas por las que luchar, matar y hasta morir por lo que sentirse especiales, diferentes al resto. Llenan, del mismo modo que los primero ese hueco con conceptos retorcidos y falsos. Aquí surgen los nuevos terroristas. Los primeros se cargan el sistema desde dentro y los segundos desde fuera.

 

sacos-de-papas-660x350

Estos últimos no son mercenarios sino guerreros con una fe ciega en una causa. Ya se sienten útiles, lo que no sentían antes. Carecen de capacidad crítica, nunca la han tenido ni se les ha fomentado a tenerla. Son víctimas de la sociedad que ahora les padece. Son un producto creado por el pueblo individualista, el individualismo neoliberal inducido desde hace lustros, en nosotros.

Los primeros ven a la sociedad como un saco de dinero al que exprimir. Los segundos piensan que deben acabar directamente con la sociedad. A eso nos ha llevado el materialismo, filosofía barata y misticismo en mensualidades domiciliadas en el banco.

El gobierno, carente de crítica consigo mismo y protectora de un sistema de crear sacos de papas y de perseguir a ciudadanos responsables con la sociedad, ve a éstos nuevos productos “defectuosos” como un problema propio de la materia prima, los ciudadanos y no estructural. Para el sistema hemos sido convertidos en presuntos culpables de todo, futuros delincuentes de delitos que irán creando ad hoc.

 

 

Anuncio: http://www.youtube.com/watch?v=FO6H49TLOPY

¿Has visto el anuncio de la declaración de la renta de este año? Creo que es cierto lo que dicen pero que los del gobierno, metidos en la Gürtel y otros casos, deberían verlo día y noche con los ojos bien abiertos, como en la “Naranja Mecánica”.

naranja-mecanica-2

Fuente: http://otraparte.org

En mi modesta opinión creo que el problema principal está en un sistema hipócrita que nos hace vernos como delincuentes, como nos muestran en el anuncio, mientras están encausados en gran cantidad de de casos por fraude. Mientras crea consumidores sin ir más allá. Durante la vida, este consumidor, consumirá agua, comida, educación, cárcel o ataúd.

Este terrorismo sistémico ha generado otro, el de los sacos de papas. Los especialistas en estos temas se afanan en denominar terrorismo “just do it” (simplemente hazlo). Vamos que ya sea por redes sociales virtuales o las de toda la vida, estas personas, ayudados por agitadores van llenando ese vacío hasta una masa crítica. Llegado ese límite explotan y lo mismo te pone una bomba en una maratón, que se alista en un grupo paramilitar, sin que los familiares más allegados se den cuenta de nada.

 

Estos sacos de papas fueron creados por el sistema y, tras una crisis existencial, moldeados por un cursillo de inteligencia emocional o por un agitador ultra radical de tal o cuál religión. Son el MISMO PRODUCTO moldeados de la misma forma pero con acabado diferente, en el fondo no hay mucha diferencia. Como se vio en la película “la ola”, basada en hechos reales, es muy fácil, en momentos de crisis, hacer y decir cosas de las que en otras circunstancias no reiríamos o despreciaríamos.

¿Deberíamos hacer un seguimiento más sensato a esta “fabricación”? ¿Deberíamos pensar más en una educación a prueba de adoctrinamientos, más humanista e integradora?

 

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Saco de papas, “just do it”

  1. No tengo mucho más que decir. Todo está dicho. Solo felicitarte Víctor. Por cierto, interesantísima película.

    Un saludo, @adriantsn

    Me gusta

  2. Jacqui dijo:

    Maravillosa entrada que toca muchos aspectos de la diferencia entre ser culto y universitario una llamada de atención sobre los valores individualistas a los que nos lleva pensar como un saco de patatas

    Me gusta

  3. Pingback: Saco de papas, “just do it” | Opinión y noticias

  4. Pingback: Saco de papas, "just do it" | Herm&ea...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s