Catfish, impostores

Catfish, que traducido en español significa bagre, es un tipo pez siluriformes –presenta de uno a cuatro pares de barbillas, entre otras características–. Este término, el de bagre, en algunos países, se emplea como ofensa para definir a alguien realmente feo. Desde luego, quién usa ese termino de manera ofensiva no hace más que definirse así mismo como tal.

 

bagre

La entrada no va de ofensas a otras personas. Catfish o pez gato, como también se le conoce, es usado para definir a un tipo de persona que crea múltiples perfiles en redes sociales con la finalidad de engañar. Esta definición la vi por primera vez en el canal MTV y su serie “Catfish, mentiras en la red”. Debo decir que me llamó la atención mucho el porqué usar ese término. Por más que he escuchado o leído esa explicación no he encontrado información al respecto sobre los métodos de transporte de peces vivos. Todos hablan de mantenerlos vivos a bajas temperaturas.

 

Catfishdefinicion

Fuente: Wikipedia

 

La verdad es que, como todos los tecnicismos ingleses, tiene gancho aunque no le veo mucho sentido. En las redes sociales no tenemos esa actitud, la de los bacalos, la de estar alerta en la red. Por más que nos intenten hacer ver que nos pueden espiar a través de la webcam, micrófonos, compras en la red, movimientos de tarjeta, grabaciones de movimientos a través del movil o con impostores en la red (esos de los perfiles falsos). Somos más como corderitos en medio del prado. ¿Qué digo? Los corderos, en medio del pasto, suelen estar alerta y si detectan peligro salen corriendo. Apoyándose en el número esperan confundir al atacante y lograr escapar. En las redes sociales es diferente, es algo más personal o mejor dicho más solitario. Es como un pez en medio de la oscuridad. Ahí estás tu, sumido en tu oscuridad de la soledad y de repente se encienden luces frente a ti. Te asomas a esas luces y las contemplas como el que se presenta ante el mundo desde una ventana. Ves pasar las cosas pero no es a ti al que le sucede. Te sientes seguro, gritas y puede que alguien esté “contigo”, virtualmente contigo. En ocasiones esa ventana da a un patio que te has creado y puedes conversar con otras personas, peces como tu, pero siempre desde esa falsa seguridad de que a ti no te tocarán. Un día, una de esas luces se presentan ante ti y piensas que no es más que otra más. En esta ocasión te topas con una falsa identidad, no se trata más que de un señuelo. Te quedas atento observando ese señuelo y comienzas a acercarte y confiar como con cualquier otra que te has encontrado hasta ese momento. Justo ahí es cuando el depredador aprovecha para lanzarse sobre ti. Ese impostor de la red se podría parecer más a un rape abisal que posee su señuelo y te atrae para devorarte, más que un bagre o pez gato.

 

 

ocean-creatures-angler-fish-bright-580x360Fuente: Taringa.net

 

Si nos ponemos a buscar un término para definir a este tipo de personas, ¿lo más apropiado sería impostores de la red, rape abisal o catfish? sin duda elegiría esta la última. El nombre es lo de menos, lo preocupante es la actitud. ¿Que haya depredadores en la red? Lo hay desde que la vida es vida en todas las facetas de nuestra existencia. Lo preocupante es que en la red estamos totalmente a la merced de esos depredadores, hasta últimamente diría que en la vida cotidiana. Viene cualquiera diciéndonos lo que queremos o deseamos o necesitamos oír y le abrimos, ya no sólo nuestra puerta, son más aún, nuestros corazones. Las redes dan una falsa sensación de seguridad y control sobre lo que hacemos, decimos, pensamos y omitimos. Peligroso e insensato es decir que si no hacemos nada malo no tenemos nada que ocultar. Permitir que entren en nuestra intimidad los cuerpos de “inseguridad” ciudadana es peligroso. Las peores mentiras son las que se fabrican con pequeñas dosis de verdad. Esas pequeñas dosis de verdad la pueden tomar de nosotros, de nuestra falta de celo por nuestra intimidad. Además, ahorramos tiempo, trabajo e infraestructura a individuos que quieren hacernos daño de manera inminente es de imbécil o de ingenuo. No sólo nos tragamos el señuelo sino que además somos los que nos encargamos de prepararlo, adornarlo y nos metemos en la boca, el señuelo, para que nos desgarre las entrañas.

 

En ocasiones ya hemos sido devorados por esos depredadores, que con sus mentiras nos han cautivado, y le hemos dado datos y detalles íntimos que en un futuro nos puede pesar.

 

 

anonimato internetfuente: laesperada.blogspot.com

 

¿Cuándo nos daremos cuenta de que existe una identidad virtual, una identidad en la red, una identidad personal, que regulada no permitiera ser duplicada? ¿Quiero permanecer en el anonimato? Perfecto pero siendo un único individuo anónimo y no creando diferentes perfiles falsos para engañar, para bloquear cuentas de otros usuarios, para vender esas cuentas falsas a otras incautos. ¿Son los nuevos charlatanes, impostores, farsantes, timadores de este siglo? Hace falta regular, sí, regular lo que es peligroso para la sociedad aún cuándo ésta no es consciente del peligro. ¿Deben timar a un rico o fallecer cientos de pobres para que se tomen cartas en un asunto?

Por otro lado, no es que la redes hagan aparecer nuevos depredadores sino que despiertan a predadores dormidos que sin esas herramientas seguirían en estado latente. ¿La sociedad está cada vez peor? No lo creo, ni mejor tampoco. Está dormida, con las defensas bajas y dispuesta a que le desgarren las entrañas si alguien le dice que es por un acto de responsabilidad, por su seguridad o alguna patraña.

 

impostoresfuente: albertobatalla.blogia.com

 Pienso que la responsabilidad de un ciudadano es ser coherente y crítico. A La Red la veo, en ocasiones, como la gran impostura de nuestra sociedad. Eso sí, con el permiso de la propia realidad. Tantas mentiras y farsantes hace que se vea lógico que los servicios de inteligencia se infiltren en toda clase de grupos, para hacer su labor. Así ver cuál de esos grupos puede resultar una amenaza para la sociedad libre y democrática a la que sirven, deberían empezar por los mismo que ostenta el poder ya que podrían ser verdaderos antisistema.

Cuando es el mismo poder es el que está socavando los cimientos de la estructura de la sociedad, atacando al aglutinante democrático como es la confianza en uno mismo y en los demás, pocas esperanzas podemos tener en ellos y en el futuro. La neurosis, conspiranoia, deseo de mantenerse en la poltrona del poderoso lleva a prostituir esa labor de estos profesionales que ya no buscan el mantenimiento y protección de la democracia. Al igual que estos impostores, de los que he hablado al comienzo, que están dispuestos a engañar con los métodos más bajos como pueden ser los sentimientos humanos simulando perfiles en los que están enfermos con dolencias muy graves o hasta simular una muerte o suicidio, para acudir al consuelo de su presa con otra de las identidades falsas, estos profesionales pueden acercarse y lograr ser entrar en Troya. Es vergonzoso que esa “razón de estado” les lleve a comportarse como terroristas, delincuentes, manifestantes antisistemas para reventar manifestaciones o como esos rapes abisales (catfish).

Si no muestras confianza hacia el prójimo, cómo quieres que confíen en ti. Del mismo modo que uno encuentra, por casualidad o no, tu primer impostor y ya comienza a desconfiar de prácticamente todo lo que se encuentra en la red. En ese caso en el que ya te mantienes alerta, sí tendría sentido el uso de ese término pero lamentablemente nos la pegan una y otra vez. Entran en un grupo de izquierda o de derecha mostrando un perfil afín para provocar empatía y así obtener la máxima información y luego acabar con el grupo. ¿Qué diferencia hay con el depredador que lo hace por mera diversión o baja estima y el que lo hace para atender la avaricia de otros depredadores sociales antisistema, es decir, los poderosos?

 

bisagra

 

Como comenté en la entrada “La Coyuntura” nos encontramos en momentos decisivos socialmente. Son en estos momentos en los que las ganas de libertad y conocimiento renacen, si murieron, o despiertan si dormían. Cuando una situación es continuada tendemos a creer que es así siempre o que esto se mantiene porque es lo mejor. Perdemos la perspectiva y el aprecio por los que se jugaron el tipo para disfrutar lo que tenemos ahora. Al bajar la guardia comienzan a frotarse las manos los que en dictadura eran represores y en democracia dicen ser demócratas.

La colaboración, acto que nos ha hecho evolucionar como especie, nos lleva a unirnos en grupos sanos y ávidos por ilustrarse, ilustrar, compartir conocimientos, hacer política y buscar la verdad. Es triste ver como estos grupos son minados por estos rapes abisales para deteriorarlos. Es afán para deshacer grupos sanos y convertirlos a todos en una masa inculta para justificar ese miedo a la oclocracia.

 

Quién busca la verdad corre el riesgo de encontrarla

Manuel Vicent

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Ensayo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Catfish, impostores

  1. Prudence dijo:

    That’s really thinnikg out of the box. Thanks!

    Me gusta

  2. Peggy dijo:

    You have the monopoly on useful innirmatoon-aref’t monopolies illegal? 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Mariola dijo:

    La primera vez que hoy hablar de “Catfish”, el documental germen del programa de MTV que mencionas, me quedé enganchada con el término. Ese catfish iba por otro derrotero más local, sensiblero y apropiado al gusto americano, pero aun así, produce vértigo pensar que en en el fondo no sabes nada de la persona con la que te comunicas al otro lado y que sin embargo ésta, pueda saber ya de tu vida incluso más que tú. Así que yo me pido vivir en la ignorancia, actitud cobarde, lo sé, pero hay que sobrevivir de algún modo entre estos catfishes. Genial entrada. Un saludo.

    Me gusta

  4. @Kamchatka_H dijo:

    Una entrada excelente. Tu reflexión hace pensar que no solamente el enemigo declarado, es el enemigo. Claro que siempre hubo infiltrados, colaboracionistas, espías etc.,pero acabas de descubrir una nueva especie de depredador: el que se gana nuestra confianza y sin mediar dinero, amenazas, creencias religiosas o beneficios políticos, se revuelve y de pronto nos ataca. Me dejas pensando…!!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Que triste realidad. Muchas gracias por tu tiempo y comentario.

      Los políticos son todavía de la “era analógica” y no son conscientes de que lo que dicen hoy será desmentido por sus propias palabras meses después. No hace muchos días se recordaba en twitter las palabras de la Cospe: https://twitter.com/pecasval/status/502835313312825344

      Me refiero a esto con que no soy capaz de imaginar como será el verdadero político digital, 2.0 o como quiera que se llame. Doy por sentado que nuestra forma de ser mantendrá en el poder a más de un avispado sinvergüenza. Un político honesto tiene todas las herramientas para demostrar su actitud buena en la actualidad.

      Un abrazo

      Me gusta

  5. No tengo mucho que decir Víctor. Tan solo felicitarte por la entrada.

    Un saludo, Adrián Calvo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s