Así nos va

El día 2 de febrero de 2016 ha terminado de una forma rara. He leído una noticia en la que se indicaba que la fragata Alvaro de Bazan se encontraba atracado en el Támesis (en Londres).

No he podido evitar recordar que Alvaro de Bazan hubiera llevado el mando de La Empresa de Inglaterra, si la enfermedad no lo hubiera apartado de este mundo. Si me permites el chascarrillo, hubiera estado simpático que hubiera sido la fragata Blas de Lezo. Twitter arderia con un hashtag del estilo #jenkinsNoTeLoPerdonareJamas.

Bromas a parte y siguiendo con la noticia, ésta comentaba que el marino británico, jefe de operaciones, apoyaba el liderazgo de España en la flotilla que saldría hacia el Báltico. Si el era el jefe, cómo no apoyarlo. Parece que no tienen suficiente con molestar por tierra, en Ucrania, y por mar, por el Caspio, a Rusia. Ahora además tenía que molestarse por “arriba”. Lo más absurdo, más que dar la entrevista a un diario ruso en la popa del Barco español, es que decía no entender la posición de Rusia.

¡Qué cosas!

Pero no sólo una vez, la exclamación la volví a repetir cuando, en las noticias por televisión, decían que un alto mando británico pasaba revista a las tropas españolas en tierras peninsulares.

Para rematar la jornada escuché a los políticos hablando sobre pactos y tomas de posesión, de negociaciones y líneas rojas en lugar de hablar de solucionar los problemas reales del pueblo. Todos marcando las pautas, lo que los demás deben hacer, ceder para que los demás se acerquen a ellos, eso sí, jamás cederán ellos ya que todos creen ser la opción sensata. El primer y tercer partido político son cristianos, o dicen serlo, pues bien les vendría recordar que el peor de los pecados capitales es la soberbia.

Lo que mejor resume lo absurdo de la política española actual ha sido el broche del presidente en funciones. Mariano Rajoy, lamentablemente no llevará como epíteto “el breve”, ya hubiéramos querido muchos un adelanto de elecciones. Creo que lo que más se le puede acercar es el término obvio o el redundante. Mariano “el obvio” tiene la habilidad de no aportar información alguna en sus mensajes. Su postura siempre ha sido la misma, esperar. Él espera que la desesperación ya sea en su partido, la de otros candidatos, la de los partidos de éstos rompa, destroce a todos como la ola que golpea contra las rocas. Una vez que no queda nada y todo este más que perdido, vaya a él (Rajoy) para que les preste su ayuda. Le da igual si en el camino se pierden derechos, territorios, honor o respeto, todo por la pasta. Perdón, todo por la presidencia.

¡Dónde hemos llegado!

Al comienzo del texto hablaba de Alvaro de Bazan o Blas de Lezo y he terminado haciéndolo del peor presidente de toda la historia de España. Aún así, lo peor es que este inepto esta apoyado por 7 millones de personas.

¿Cómo hemos pasado de in liderazgo con honor a de la ignominia?

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Blog, Historia, Política y economía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s