Ni monstruos, ni tierra plana

El año pasado fue interesante en muchos aspectos. Uno de ellos, por ejemplo, fue el número de comicios, de llamadas a elecciones, porque si entendemos comicios por convocatorias para convencer ya llevamos desde 2011 así. Concretamente en Andalucía tuvimos elecciones autonómicas, más tarde las municipales y, a finales de año, las generales.

gibralfaro2_crop3sub1

Fuente de la foto

Que estuvieran separadas en el tiempo me vino muy bien para explicar, cada pocos meses, lo que es la política, para qué se supone que sirve y a cada nivel (local, regional y estatal). Lo que se supone que se debe hacer cuando se trabaja en un puesto público y diferencias entre puesto público por elección o por méritos. También vino bien para hablar sobre qué es un ayuntamiento, qué es la Junta de Andalucía y El Gobierno de España. Muy interesante la influencia de los dibujos animados, ya que las primeras veces que explicaba las elecciones, entendían que en las municipales se elegía al rey de la ciudad o al señor del castillo de Gibralfaro.

Mis pequeños ya saben que vivimos en la superficie de “una enorme piedra”. Que la superficie está formada por trozos de roca que flotan en un manto de lava. Que las rocas flotan porque están en un líquido más pesado que la misma roca. Saben dónde está Málaga, Andalucía, España, Europa. Que la tierra tiene una luna y que gracias a ella hay vida en la tierra, entre otras razones. Que además, nuestra luna, provoca las mareas y qué son. Además, La Tierra tiene un cinturón como el que tiene el planeta Saturno, con la diferencia de que el nuestro está formado por nuestra basura.

A comienzos del curso, la profesora de mi niña, tuvo la idea genial. Se trataba de mandar una tarea para casa. Cada lunes tendrían que llevar una noticia que hubiera ocurrido durante la semana anterior. De esta forma tomarían conciencia del mundo en el que viven.

Recuerdo que cuando yo era pequeño, tenía muchas dudas sobre estos temas. Miraba por la ventana y veía tierra más allá del mar, Cádiz, El Puerto de Santa María y aún más allá podía verse Medina Sidonia. Trataba de encajar esas piezas complicadas desde las mareas simplemente me decían que la “culpable” de ellas la tenía La Luna. También me comentaban de dónde llegaban los americanos a la base militar. Nada más, no tenía claro si La Luna atraía al mar por deseo, por cariño o vete a saber qué. Qué venían de América pero vete a saber qué o quién era eso. Veía mi realidad como un escenario lleno de espacios, separado de una espesa niebla, niebla física y niebla intelectual. ¿Cómo era posible que el hierro flotara o pudiera volar? ¿Existía ese mundo plano en el que en sus límites habitaban monstruos y más allá caían al abismo?

800px-Orlando_Furioso_10

Esas nieblas me animaba a imaginar como sería el mundo, poder explicar con mi lógica la realidad que me rodeaba y es aquí donde no sé si tanta explicación científica, por mi parte hacían bien. Digo si hacían y no si hacen. Si plantas la realidad tal cuál es, la imaginación no la coartas sino que la dirigen en otra dirección, más de cómo puede ser (la realidad que perciben) o como mejorarlo. Pienso que sí, ya que la imaginación la puede fomentar en ir más allá sobre la realidad. Detesto la inducción a los pequeños y eso me hace molestarme mucho con las clases de religión a pequeños. No por el hecho de explicar la religión sino mostrar una realidad alternativa. La prefiero explicar cómo se crea el viento o qué es la atmósfera a Bh_gXgdCEAA0Lqpla de hacer creer que si hay viento sopla es porque un dios menor, “único y verdadero”, lo dictamina o un Titán sujeta el cielo. No me gusta nada ver gentes o grupos o sectas, por muy institucionalizadas que estén, que dan respuestas a todo.

No por ello dejo de contarles algo sobre religiones y mitología. Cuando he visto a mis dos pequeños debatir entre ellos, en la parte trasera del coche, sobre estos temas me he dado cuenta que se debe fomentar el pensar por uno mismo.

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s