La pérfida albión

Más de uno se habrá acordado de esta expresión para referirse al Reino Unido estos días. Y no precisamente los españoles sino más bien los llanitos (habitantes de la colonia), al escuchar la noticia de que Theresa May no había incluido a Gibraltar en la carta del Brexit. Aunque lo mencionó en la cámara de los lores no lo había incluido en la misiva enviada a Europa.

El_ultimo_de_Gibraltar

Esto desató una cantidad de reacciones en las redes sociales por una parte y otra que me resultaron poco menos que ridículas. Entre los que lanzaban tuits estaban los que se lo tomaron a broma y se reían de las patatas bravas y otros de a qué hora debían atacar a España o si los monos ya no podrían hablar de “esa persona de la que usted me habla” por la que te meten en la cárcel si haces chistes.

DATA_ART_1520544

Lo que sentí no fue indignación por la no inclusión o alegría porque podría reclamarse la soberanía, que históricamente se pide, sobre ese terruño. Me sorprendí, no por la escalada en la retórica bélica y ultranacionalismos centralistas más propios de siglos pasados, más bien porque estaba cantado, al menos para mí, cual era la estrategia. Los políticos no trabajan como nosotros, nosotros tenemos que dedicarle mucho tiempo del día a realizar nuestros quehaceres diarios, trabajar o buscarlo, formarnos, cuidar a los niños y mayores. Ellos tienen mucho tiempo para pensar así que llevo días pensando en ver qué puede pretender con esta jugada, no nos engañemos, son jugadas. Para estas personas son sólo juegos con los que ganan poder y dinero, y nosotros sólo somos números. Tanto los británicos, llanitos como los españoles no somos más que números que pueden ser utilizados o desechados según su interés.

Ya he comentado que estamos en una época en la que la crisis ha removido los pilares del estado del bienestar, de la seguridad y sobre todo de la confianza. Sabiendo esto, los partidos políticos, de los que hace años nadie daba un duro por ellos (un euro actualmente), ahora están empezando a tener presencia. Para que no tomen mucho poder éstos, los partidos “tradicionales” se vuelven más irracionales, más extremos, buscan más las entrañas y menos el sentido común de las personas, para mantener los votos. Sí, estas personas que no somos más que números de votantes primero y de contribuyentes después. No hay que olvidar que siempre, siempre, somos tomados como delincuentes en potencia, independientemente de a quién votes. Teniendo en cuenta esta mentalidad, de la que gozan los gobernantes, y el contexto en el que nos encontramos podremos entender cuál puede ser esa intención.racismoingles

El Brexit es el resultado del engaño, la mentira y el miedo. Se puede ver los enlaces para ver algún ejemplo sobre la mentira o el miedo. Así que hacía falta el engaño para que se aumentara la cohesión social. En este caso crear un nuevo enemigo, un nuevo “ellos me roban”, “ellos me atacan” o similar. Así que del tener miedo a los polacos pasamos a Europa nos roba y ahora a que Europa es nuestra enemiga que apoya a España, sobre las pretensiones de soberanía del Peñón.

Gran Bretaña sigue aún disfrutando de estar en la Unión Europa hasta que se salga definitivamente. ¿Qué hacemos en caso de ver que puede producirse una situación peligrosa, en nuestra vida diaria? Recopilamos víveres y buscamos fuentes de provisiones. Pues eso es lo que está pasando y la economía británica está creciendo, se invierte más fuera para que no se pierda dentro, cosa que está generando más crecimiento. Curiosa contradicción para los miedosos y engañados que por una parte creen que el Brexit está ya efectivo y se cumplen las predicciones de mejora. Lo mismo veo que pasa con Gibraltar. Si no se incluye esta colonia, se logra esa pretendida cohesión social, aparece el miedo como aglutinante y se logra invertir en gasto militar por parte de los ingleses. Precisamente, por otro lado, la Unión Europa está pensando en crear definitivamente un ejército europeo. Así Trump se frota las manos y logra que tanto los de un lado como los de otro se armen militarmente.

alemaniaejercito

Si de aquí a que los británicos salgan de Europa ven que no funciona, digamos dos años, esto puede accionar un nuevo referéndum para ver si entrar o no terminan de salir. CospeDeLCabezaAsí Inglaterra logra jugar sus cartas en las que logra ese me voy pero no me voy y logro más de lo que tenía. Para el pueblo que sólo miramos hasta la punta de las narices se quedará la visión de que Inglaterra se queda en Europa por motivos económicos para unos y para no perder Gibraltar para otros. Al final todos con un ejercito más potente para una muy próxima guerra mundial y todo el pueblo aplaudiendo con las orejas por la defensa de un territorio.

En dos años y con los miedos en la población, la mentalidad sobre las fronteras se habrán reforzado, y los llanitos tendrán una mayor conciencia de falsa identidad. Una identidad creada en base al miedo no es más que miedo no identidad.

Algo así es lo que me temo que pensarán otros en otro lado. “Que se vayan que cuando vean que no pueden entrar en la Unión Europea ya volverán al redil”. Un juego peligroso ya que es manipular los sentimientos de las personas. Las personas no reaccionamos igual ante idénticas situaciones. Si un grupo de personas de entre todos los que se sintiera engañados, por los que promulgan la salida de un país para luego pedir su entrada, provocaría desordenes más allá del sentido común. La fractura social creada en el pueblo sería tremenda. Se habría roto la confianza, sin confianza no hay colaboración y si esta no hay sociedad. Si tenemos irresponsables que por una parte rompieron la confianza hacia una parte de la sociedad, a la que pertenecían, para sentirse distintos y luego se rompe esa confianza depositada en estos irresponsables, puede que el conflicto ya no sea tan civilizado.

Me parece que los políticos en Europa, Gran Brecultohumo4taña, Gibraltar, Cataluña y más sitios están jugando con fuego y no sólo se puede quemar sino que nos pueden quemar a todos. La confianza es la base de nuestra civilización, no me canso de decirlo, si la perdemos estamos al borde del abismo. Se que es utópico confiar en que, más allá de los políticos, estamos las personas y que no nos vamos a dejar llevar por sus retóricas, falacias y pérfidas ideas. Sigo pensando que una Europa Unida sólo tendría sentido si fuera por regiones o personas y no por países. Las identidades decimonónicas nos han traído demasiado dolor y sufrimiento.

Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. ;-) La ignorancia produce risa o desprecio, razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Decir que "para mi esa palabra significa" simplemente es un absurdo si no nada más que lo apoye que la ignorancia.
Esta entrada fue publicada en Historia, Política y economía y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s