Violencia parcelada

Un estudio ha demostrado que la violencia interpersonal letal es una característica específica de los primates, y la especie humana la ha heredado durante el curso de la evolución. Eso sí, esa violencia la hemos ido adaptando a cada momento. Es que somos la mar de originales para todo estos menesteres.

inicio

La violencia es el uso de la fuerza para conseguir un fin, especialmente para dominar a alguien o imponer algo. También es una acción contra el natural modo de proceder. Tanto el primero como el segundo lo deja claro pero el segundo ya comienza a crearme

violencia1

rechazo. ¿Qué es eso de el natural modo de proceder? Supongo que se refiere a que es algo regular y que comúnmente sucede en una sociedad. Así que si actuamos en contra de el natural modo de proceder de las cosas actuamos con violencia. Si estamos en una sociedad machista que tiene como natural modo de proceder la de atentar contra alguien por ser mujer y nos oponemos a ello, actuamos con violencia. Lo mismo podría aplicarse a aquellas sociedades que se dedican a asesinar a las mujeres y hombres porque un enfermo malinterprete un libro de hace cientos de años.

violencia2

Atendiendo a la definición resulta contradictorio y esto se ve claramente cuando, desde nuestra sociedad echamos en cara a otras sociedades su miga en el ojo. Es normal que ante tal se molesten los habitantes de aquellas latitudes. Al fin y al cabo, cada cual considera natural su modo de proceder por lo que unas u otras personas tendrán el rango de ciudadanos de primera, segunda o tercera categoría y por lo tanto no considerarán que ejercen con violencia sobre otros individuos de su comunidad.

La violencia interpersonal letal o no está mimetizada, normalizada, naturalizada en cada

violencia3

una de las sociedades, son un mero paisaje que sólo el que viene de fuera es consciente de ello. Eso sí, éste que viene de fuera es probable que no se de cuenta del paisaje de donde procede.

La violencia machista es algo que se combate en nuestra sociedad y no es algo nuevo. Sólo que hemos puesto una lupa sobre parte de ese paisaje al que hasta hace poco no atendíamos. Pero este paisaje es mucho más amplio. Esta es la razón por la que cuando escucho hablar sobre tal o cuál violencia puede molestarme ya que ese mismo comportamiento, aunque a una víctima diferente, se encuentra presente en el resto de nuestra sociedad.

Nos alertamos, y con mucha razón, cuando vemos que se produce un asesinato machista pero no atendemos los casos “menores”. Se habla de micromachismo pero no de microviolencia. Ese parcelamiento sobre la violencia nos hace ponernos orejeras en los ojos que nos impide ver la amplitud del mal.

El estudio indica que según sea el desarrollo, así será la violencia que se produce. Cuanto más jerárquico, más violencia. Cuanto más igualdad, menos violencia. Por lo que en una democracia no cabría la cultura machista, sería imposible una cultura jerárquica de opresión.

Se banaliza el término fascista por su gran uso a cualquier cosa. Pero qué es fascismo. El

violencia6

fascismo se asocia con el comportamiento totalitario, antidemocrático, corporativista y de exaltación nacionalista. Sin embargo puedes ver asesinatos a mujeres y a niños, provocados por personas de derechas y de izquierdas. Que sea de derechas, cuya cultura en España se asocia a la religión católica, heredera de la cultura romana, en el que todo el poder recae sobre el denominado “pater familias”, puede verse como “el natural modo de proceder”, cosa que no deja de ser violencia contra más de la mitad de la población. Que el que provoca los hechos violentos lo haga alguien de izquierda, cuya mentalidad es más abierta y considera que todas las personas son iguales en derechos resulta sangrante. Lo que me lleva a pensar que hay dentro de nosotros algo más. Puede ser que esa cultura, aunque poseas una ideología más justa, la tienes más interiorizada de lo que tienes la ideología. Puede ser que esa educación, que disfrutamos en España procedente de aquellos 40 años de dictadura, sigue presentes hoy día y se encuentra en una baja profundidad. En un nivel profundo del subconsciente.

violencia7

Se habla de violencia machista buscando la igualdad de la mujer pero estamos dejando de lado el resto de comportamiento violentos que se encuentra en el sustrato de nuestra sociedad. Esa violencia de baja intensidad, esa microviolencia que se puede ver cuando estás en la calle y a la que normalmente no prestas atención ya que es ese “natural modo de proceder”.

Reírse de una persona, ridiculizarla, permitir gritos a otra persona, despreciarla, creerse superior al vecina. Ver quién grita más, quién pone la música más alta, golpear el suelo con intención de molestar al vecino. Escuchar agravios a parejas de los vecinos y

violencia8

“no meterse en temas de pareja” hasta que ocurre lo más grave y luego están los que dicen no haber escuchado nada o los que te dicen que eso se veía venir, pero que nadie hacía lo sensato que era llamar. Esos gritos de padre/madre a hijos y viceversa. Los hijos que se ríen de sus padres desde que veían que sus “ídolos”(por lo general el que menos valores sociales tiene) de clase lo hacen. Difamaciones a hombres y mujeres para lograr deshonrarlos y así ponerse por encima en esa jerarquía social. Insultos y desprecios diarios ya sea a grito pelado o el la intimidad.

Me parece que el asunto de la violencia hay que atajarla en todo su espectro o será normal ridiculizar a un niño o niña, induciendo a éste en una depresión, pero a la vez molestarse y mucho por un asesinato de una mujer. O es cinismo, falta de sensibilidad o postureo. Claro que parece realmente que te molestas de puertas para afuera ya que, cuando escuchabas las peleas que iban más allá de tres palabras, cerrabas la boca.

violencia9

Mientras tenemos expertos que se dedica a parcelar y etiquetar los tipos de violencia. Violencia de genero, mobbing, bullying, violencia machista, violencia contra los inmigrantes, xenofobias, homofobias, hambre… No es más que violencia que hay que atajar de forma directa. Dejar de pensar en ese “natural modo de proceder” y ver las cosas claras que si alguien de forma velada o directa trata de imponerse sobre otra persona eso es violencia.

Como tenemos a tan bajo nivel interiorizado esa violencia no son muchos los que se molestas cuando a una mujer violada le preguntaban, hace pocos años, por como iba vestida. Ahora, al estar sensibilizada la sociedad, no se hacen esa pregunta y pero sí se nos presenta una

violencia10

investigación sobre la vida de la víctima tras la violación. En otras sociedades, el “natural modo de proceder” hacia una mujer violada es la de asesinarla (por impura) o despreciada por su pueblo (en el mejor de los casos). Aquí, en nuestra sociedad, se pone en entredicho su comportamiento, por no estar llorando, ya para el resto de sus día, encerrada en su casa.

No debemos alertarnos ya que estamos por el buen camino, por ello tenemos a Arabia Saudí (lugar, que como en Occidente, se respetan los derechos humanos de la mujer). La diferencia es que en Arabia Saudí no esconde ese machismo, esa violencia, y la ejerce. Aquí sí se oculta aunque está presente. No sólo sobre mujeres sino sobre todos los colectivos que no interesan. La violencia es violencia sin epítetos que tanto gusta colocar a los expertos.

violencia11

Hace falta un plan integral contra la violencia a nivel mundial. Dejar de ver al otro como hacían ideologías anteriores en el que pensaban que los otros eran subhumanos, inferiores, seres despreciables, indignos.

fuentes de imagen: Internet.
Anuncios

Acerca de hermesgabriel

Me interesa casi todo. No me gustan las clasificaciones ya que reducen las posibilidades de conocerme. No es por mi, es por ti. Un término para definir a alguien puede hacer que menosprecie a ese alguien, ya que ese término para otros tiene otro significado y por lo general despectivo. ;-) La ignorancia produce risa, desprecio o miedo. Razón por la cual animo a todo el mundo a buscar el significado de cada término, adjetivo o etiqueta empleada para calificar a alguien. Cuando, en lugar de usar el diccionario se dice "para mi esa palabra significa tal cosa" me parece un despropósito, cuando no absurdo. Esos son los pilares en los que sustentar la ignorancia. Estoy en continua búsqueda y trato de evitar influencias tóxicas. El destino es conocido, pero el camino es muy importante. Como dijera el poeta, no existe camino sin caminante, gracias a él existe el camino. Por eso hay que evitar a las sirenas y otros seres que pretenden convertir una para en destino. Espero que este blog os guste, os sirva, os distraiga. En cierta forma es un diario de investigación, un cuaderno de bitácora en la que plasmó algunas singladuras. Sólo es opinión mediada, no posee la verdad obsoluta, no pretende se un documento pamenideo. Plasmo una opinión y desarrollo a partir de ella otras. Se trata de un camino largo y sin prisas. Acepto las críticas pero no soporto el desprecio hacia nadie. Cómo en todo caminar, se agradecen acompañantes que se merecen el mismo respeto que me exijo. Bienvenidos/as a este, mi rinconcillo.
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Violencia parcelada

  1. Poli Impelli dijo:

    La “microviolencia” instalada que no somos capaces de ver ni de modificar. Clarísimo, y en todas las sociedades está presente, desde el más mínimo comentario hasta el asesinato cuando toca. Creo que hoy no hay sociedad que “se salve”, justamente por lo que mencionas. Se normaliza”. En lo personal, me indigna que se normalice lo que no debería existir, porque violencia es violencia y punto final; contra todo y todos, animales y naturaleza incluidos. Pareciera ser que nos repugnamos, que no somos capaces de convivir porque vivimos apegados al pasado: “la historia me contó esto de ti; hoy te la devuelvo”. Repugnante.
    Muy buena reflexión. Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  2. mantisfist dijo:

    Mas claro imposible. Yo mismo he tenido que batallar con esa violencia llamada “el bullying”, que la he sufrido indirectamente a través de mi hijo que es Asperger y tiene TDAH. Por suerte en su colegio han colaborado y han educado a los otros estudiantes y la situación ha mejorado. Creo que todo parte de ahí, de educar y romper esos mitos y tabúes que ciegan a gran parte de la sociedad. Saludos, muy buen artículo.

    PD: Casi no comento, pero leo tus artículos con frecuencia 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Me alegra mucho que dentro de la complicación y complejidad se haya podido solucionar.

      Cada día que puedo ir a llevar o recoger a los pequeños veo comportamientos claros de microviolencia. Claro que unos dicen que así aprenden a gestionar los conflictos pero un conflicto mantenido en el tiempo ya no hace más que destruir la posibilidad de que sea capaz de gestionar nada.
      Una cosa que me llama la atención es que en el colegio salgan con banderas pidiendo la igualdad y el fin de la violencia de género y a la vez estén quitándole cosas a una niña, como costumbre, a otro le pongan un mote para reírse de él o a otra, siendo pequeños, hagan insinuaciones subidas de tono aprendidas en casa (supongo) y que aturden al que es perseguido.

      Muchas gracias por leerme y comentar. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Ese cambio de paradigma que menciona Héctor es necesario, pero ¿por dónde empezar? ¿por la educación? ¿el ejemplo? ¿la no violencia?, no lo sé, pero algo hay que hacer.
    Muy buen post, estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Abrazo de luz.

    Le gusta a 1 persona

  4. Rafa Poverello dijo:

    El problema reside no en que pueda definirse la violencia como una acción contra el modo natural de proceder, sino que la violencia en sí se ha convertido en el modo natural de proceder. Por eso decimos que necesitamos defendernos, y se justifica en numerosos casos la legítima defensa, tanto personal como del estado, o la pena de muerte…

    Cuando pertenecía al MOC debatíamos bastante sobre la noviolencia activa y el pacifismo. Muchas veces me encontré (y sigo haciéndolo) con insumisos pacifistas que entendían la violencia como exclusiva del estado: “yo estoy en contra de la violencia del gobierno, pero si alguien me ataca por la calle le parto la cara” (textual).

    Así pocas cosas van a cambiar: “lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia”, dijo Gandhi. La historia le da la razón una y otra vez, y no sólo en los conflictos internacionales, sino en la educación de hijos e hijas, en la relación de trabajo o en la amistad.

    Le gusta a 2 personas

    • La violencia está en cada segundo en cada metro de esta sociedad. ¿Cómo “luchar” contra la violencia de género y olvidarse de la violencia de otros tipos? La violencia tiene muchas caras y si querés acabar con ella o al menos acortarla (sitiarla) o lo haces por todos sus frentes o se fugará o incrementará en otra faceta.

      Gracias Rafa

      Le gusta a 1 persona

  5. Hola hermesgabriel, a mi juicio no se trata de leyes orientadas a terminar con la violencia, sino de un cambio de paradigma social, empezando por una transformación personal, el otro, en sí, soy yo, entender esto es fundamental para convivir sanamente. La orientación o más bien dicho estructuración materialista del sistema actual apunta al egoísmo, a la competencia, a considerara a mi semejante un enemigo … mucho que cambiar.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s